Saliendo del armario, parte 1

Miedo a la luz

Miedo a la luz

Es hora para mí de salir del armario y contarte una parte de mi vida de la que hasta ahora he hablado más bien poco.

Hace más de un mes que no publico en mi blog y han pasado un montón de cosas en este tiempo:

  • Viajé contra todo pronóstico a Texas, a un evento que me cambió la vida
  • Cambié el diseño de la web (¡Síii!)
  • Mi web fue hackeada en el minuto en que anuncié el cambio de diseño (lo cual no es casual– ya te contaré)
  • He creado una nueva descarga gratuita para suscriptores: mi Decálogo del Agente de Transformación
  • He definido un nuevo enfoque en mi negocio en el que me siento mucho más cómoda y más yo
  • He lanzado un nuevo programa único en su estilo, junto con mi amiga Mona Valenas, en el que mezclamos astrología y visibilidad online y que está siendo absolutamente INCREÍBLE
  • He definido una nueva estrategia de contenidos que voy a empezar a probar a partir de la semana que viene

Y un montón de cosas más que te iré contando en los próximos días 🙂

Pero primero quiero contarte cómo empezó todo, y el por qué de mi cambio de web y de enfoque.

Mi cambio de enfoque

Verás.

Hace alrededor de un año, estaba dando un webinar sobre algún tema de estrategia y marketing y de repente me di cuenta de algo que me sorprendió y me descolocó totalmente.

Me di cuenta de que no quería hablar de ese tema.

Más aún, me di cuenta de que el tema no sólo me aburría sino que era para mí totalmente irrelevante.

Y lo peor de todo: me di cuenta de que lo que salía de mi boca no era otra cosa que palabras huecas.

Yo no estaba presente en lo que estaba diciendo. Esas palabras no eran mías. No salían de mi corazón. Eran las palabras de otros que yo había tomado prestadas.

No fue sencillo darme cuenta de ello. Entré en pánico.

Por suerte, tengo tablas. He sido narradora oral y me he formado para mantener el hilo de lo que hablo a pesar de cualquier distracción. Así que pude terminar el webinar sin sobresaltos, pero al terminar me quedé aterrada con lo que acababa de descubrir. Se supone que yo me dedicaba a ayudar a las personas con sus negocios online. Si no quería hablar de eso, ¿de qué iba a hablar entonces?

Y comenzó una búsqueda apasionante que me ha llevado a descubrir muchísimas cosas. En esta búsqueda, he trabajado con coaches y mentores, he hecho un montón de talleres de crecimiento personal, he trabajado con astrología, registros akáshicos, terapia de liberación emocional, danza primal, y hasta con la súper XPill (que ya te contaré qué es). He hecho de todo porque siempre me han encantado estas cosas (aunque nunca lo había contado, y por eso estoy saliendo del armario ahora). Y todo ello me ha llevado a darme cuenta de cuál es mi verdadera misión.

Mi verdadera misión es ayudar a agentes de transformación a convertirse en la mejor versión de sí mismos, para desde ese lugar asumir su liderazgo y hacerse visibles. Porque es desde allí que realmente podrán transformar el mundo.

Para poder conseguir eso, mi enfoque ahora es más holístico. Trabajamos mente, espíritu y estrategia. La estrategia sola no sirve de nada si la mentalidad no está alineada con lo que queremos conseguir. Y ese era el ingrediente que me estaba faltando.

Para poder llegar a definir esta misión, tuve que vencer unos cuantos fantasmas:

  • Las dudas sobre mí misma
  • El miedo a mostrarme tal cual soy (¿y si no les gusto? ¿Y si les parezco demasiado new age? ¿Y si pierdo toda la credibilidad?
  • El miedo a fracasar

Pero, sobre todo…

El miedo a mi propio brillo.

Marianne Williamson dice:

Nuestro miedo más profundo no es no estar a la altura. Nuestro miedo más profundo es que somos poderosos sin medida. Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos asusta.

Vencer ese miedo no ha sido sencillo, pero tengo un arma secreta y quiero compartirla contigo.

Se llama Infinite Recieving.

¿Qué es Infinite Receiving?

Maru Iabichela y Vivian Watson

Con Maru en Fort Worth, Texas, en el evento Infinite Receiving Live

Es una filosofía de vida creada por mi querida amiga y mentora Maru Iabichela. 

A Maru la conocí por la época en la que di ese webinar del que te hablo y estaba en un tremendo estado de confusión y pánico, buscando desesperadamente algo que no sabía qué era, hasta que vi un anuncio en Facebook que me llevó hasta ella.

Infinite Receiving se basa en la idea de que no podemos recibir aquello que no tenemos capacidad de recibir.

Si no tienes los resultados que quieres, si no tienes los clientes que quieres, si no estás generando los ingresos que quieres, es porque en este momento no tienes capacidad para recibir todo eso.

¿Por qué?

Puede ser porque:

  • Te asustan las consecuencias de conseguir eso que quieres (por ejemplo, cuantos más clientes, más responsabilidad)
  • No te crees merecedor/a de recibir eso que quieres
  • No tienes ahora mismo la capacidad de gestionar todo lo que va a traerte el recibir lo que quieres

Por ejemplo, supongamos que quieres ser rico y famoso (por poner un ejemplo – ya sé que tú estás buscando otras cosas). ¿Te imaginas qué pasaría si de repente y sin pasar por go sales a la calle y la gente te acosa pidiendo autógrafos? ¿Los paparazzi acampan en tu puerta? ¿Te empiezan a llover las llamadas de gente pidiéndote que colabores con tal o cual causa? ¿Así, de buenas a primeras? Seguramente te agobiarías muchísimo, yo sé que yo no lo soportaría… porque no estoy preparada para ello.

Lo mismo pasa con las cosas que queremos.

En los próximos días voy a contarte más cosas sobre este concepto que a mí me ha cambiado la vida. De momento, y si hablas inglés, quiero invitarte a probar el programa de Maru gratis durante esta semana.

En este programa Maru no sólo te enseñará este concepto sino que además contarás con un grupo de apoyo que te ayudará a aumentar gradualmente tu capacidad para recibir todo aquello que deseas. Porque no tiene por qué ser difícil!

Yo he participado en este programa en todas sus ediciones y puedo decirte que me ha cambiado la vida.

Así que si quieres probarlo, regístrate aquí. 

Y si quieres saber un poco más de qué va todo esto, esta es la página de venta del programa. Verás mi testimonio en vídeo 🙂

Y si no hablas inglés, puede que convenza a Maru de que haga algo en español… así mantente alerta!

Tengo mucho más que contarte sobre todo esto, así que mañana volveré con la segunda parte. ¡Hasta entonces!

 

Deja tu comentario