La importancia de cultivar una mentalidad emprendedora

Photo by Sabrina Campagna

A la hora de emprender por tu cuenta, es fundamental que partas con la mentalidad adecuada. Puede que tengas un proyecto maravilloso y una excelente estrategia de marketing, pero si tu manera de pensar no está alineada con aquello que quieres conseguir, es posible que no llegues muy lejos.

Esa es la razón por la que incluyo el trabajo relacionado con fomentar una mentalidad emprendedora dentro del primer paso de mi sistema para crear un negocio online sólido, junto con la elección del nicho y la creación de la marca personal. En mi experiencia trabajando con clientes, cuando no se ha trabajado la mentalidad es frecuente que surjan bloqueos a lo largo del camino. A veces ocurre que empezamos muy bien, y una vez que hemos conseguido los primeros resultados, de pronto pareciera que nos estancamos. Aquello que nos ha venido funcionando ya no nos funciona, y comenzamos a sentirnos frustrados e impotentes. Si no cuentas con una buena guía, puede que te sientas tentado a abandonar en ese momento, cuando la solución en el fondo es relativamente sencilla, y pasa por analizar cuáles son aquellos pensamientos o creencias que no te están apoyando.

Mucho mejor es empezar por el principio, fomentando una mentalidad emprendedora desde el primer momento, y seguir trabajando en ella a medida que avanzamos.

Hay varios aspectos que es fundamental trabajar si queremos llegar lejos:

  • Una mentalidad de merecimiento. Esto es fundamental. Tenemos que ser muy conscientes del valor de nuestro trabajo, para sentirnos seguros a la hora de establecer nuestros precios y condiciones. Cuando estamos plenamente seguros del valor de nuestro trabajo, podemos transmitirlo a nuestros posibles clientes.
  • Un firme compromiso con nosotros mismos. De ello he hablado aquí. Si no nos comprometemos al 100% con nosotros mismos y nuestros objetivos, es mucho más fácil que abandonemos cuando surjan las primeras dificultades.
  • La voluntad de aprender de nuestros errores. Porque los cometeremos, y eso es parte del proceso. Aprendemos y seguimos adelante.
  • La flexibilidad de adaptarnos rápidamente a circunstancias cambiantes. Sobre todo cuando trabajamos online, sabemos que todo está cambiando constantemente. Siempre están surgiendo nuevos medios y nuevas herramientas, y las necesidades de los usuarios van variando. Es importante que estemos alertas para adaptarnos a los cambios del mercado antes de que sea demasiado tarde.

En el taller online intensivo Emprender desde tu Esencia trabajamos los aspectos fundamentales de una mentalidad emprendedora. Sobre todo hacemos hincapié en cuanto a la conciencia del valor de nuestro trabajo, con un ejercicio que cambiará radicalmente tu percepción. Aquí tienes toda la información.

¿Hay algún otro aspecto de una mentalidad emprendedora que te parezca importante destacar? No olvides dejar tu comentario!

Deja tu comentario