La curación de contenidos como estrategia de posicionamiento (o: cómo posicionarte compartiendo lo que te gusta)

Posiciónate

¿Has oído hablar acerca de la curación de contenidos?

La traducción no es la más adecuada en realidad. Viene del término “content curation” en inglés y se trata de filtrar la información que recibes para compartir lo más relevante, aquello que puede ser de mayor interés para tu público.

Si usas las redes sociales seguramente ya te dedicas a curar contenido sin saberlo. Cuando compartes una imagen, un vídeo, un artículo que te ha gustado, estás haciendo curación de contenidos.

¿Sabías que eso mismo que ya haces de forma espontánea puede ayudarte a posicionarte en internet?

Cuando conoces bien al público al que te diriges, cuando sabes cuáles son sus necesidades, gustos y preocupaciones, es fácil ofrecerles información que les va a ser útil. Es lo que hacemos cuando escribimos en nuestro blog, por ejemplo. Pero, el contenido que compartimos con nuestra audiencia no siempre tiene que ser nuestro. De hecho, es muy conveniente que no siempre lo sea.

Desde luego que no se trata de apropiarnos del contenido ajeno y compartirlo como nuestro: eso es plagio y está absolutamente prohibido. ¡Nunca copies a otra persona sin citar la fuente! Repito: no lo hagas nunca jamás. Por ética, pero también porque el perjudicado al final siempre es quien plagia (y siempre se termina descubriendo, tarde o temprano).

Tampoco se trata de copiar y pegar artículos que hayamos leído en otras webs, aunque citemos al autor. Esto sólo debemos hacerlo con el permiso del autor (muchas webs tienen publicada su política en relación a la difusión de su contenido) y cuando la situación lo amerita: es decir, si el artículo en cuestión es absolutamente brillante y muy relevante para tu audiencia (y en ese caso, siempre es conveniente que escribas una introducción en la que expliques brevemente por qué estás compartiendo el artículo).

Comparte como un curador

En la inmensa mayoría de los casos basta con que compartas el enlace al post original, comentando brevemente por qué te ha parecido interesante, e incluso pidiendo opinión a tus seguidores.

Puedes publicar un breve post en tu blog, tal vez citando alguna frase relevante del artículo que estás compartiendo, y luego poner el enlace para que tus lectores puedan leerlo directamente en la fuente.

O también puedes compartir el enlace en tus redes sociales. 

De esta forma consigues varias cosas interesantes:

  1. Te posicionas como la persona de referencia para obtener información relevante en tu nicho
  2. Estableces relaciones con otros autores, muchos de los cuales compartirán a su vez tu contenido si les ha gustado
  3. Te permite mantener tu blog y tus perfiles sociales actualizados sin invertir mucho tiempo
  4. Te ayuda a conseguir más tráfico, a tener más visibilidad y a darte a conocer con menos tiempo y esfuerzo

Por eso es una buena idea incluir la curación en tu estrategia de contenidos. Pruébalo y cuéntanos qué tal 🙂

¿Te gustaría aprender más?

Durante el mes de octubre, en El Círculo, mi Club de Emprendimiento Femenino, estaremos trabajando la curación de contenidos. Las puertas a El Círculo están abiertas hasta el 2 de noviembre y si te unes ahora, tendrás acceso a la grabación del taller sobre Curación de Contenidos y a un montón de recursos más.

Te esperamos  en este enlace.

Deja tu comentario