¿Qué palabra definirá tu 2015? (Imprimible de regalo)

2015

Año nuevo 2015

Hace un año escribí en mi antiguo blog una entrada con este mismo título, refiriéndome por supuesto a 2014. En ella, y siguiendo un post de Christine Kane, proponía elegir una palabra que inspirara tus acciones durante todo el año.

Más que elegirla, Christine hablaba de dejar que la palabra nos eligiera a nosotros. Y a mí me pasó exactamente así: cuando llegué a la palabra que me eligió a mí, me sentí tan atraída por ella que no tuve que seguir leyendo la lista para saber que había encontrado “mi” palabra.

Un año después puedo decir que esa palabra guió mis acciones y marcó el espíritu de mi 2014 de una forma muy clara, poderosa y contundente. Estoy convencida de que los resultados que he obtenido se los debo en gran medida a este ejercicio.

Pero antes de contarte por qué, aquí tienes el texto del post que publiqué un año atrás:

Ya ha pasado la primera semana del año. ¿Tienes claros cuáles van a ser tus objetivos en 2014?

A través de mi mentora Kelly McCausey, llegué a este gran artículo de Christine Kane: “Resolution Revolution: a better way to start your year“. Básicamente, la tesis de Christine es que las resoluciones de Año Nuevo no funcionan porque se centran en el hacer. La ecuación sería hacer-tener-ser: por ejemplo, quiero perder peso (hacer) para tener una mejor autoestima y ser más segura de mí misma.

Pero, si te centras en el hacer, a nivel del ser te encontrarás con una cantidad de obstáculos que se volverán en tu contra.

Mucho mejor es empezar por el ser e invertir la ecuación: ser-hacer-tener.

Para conseguirlo, Christine propone elegir una palabra que te guíe e inspire tus acciones durante todo el año. De esta forma, te aseguras de estar actuando desde el ser.

En su artículo, Christine incluye una larga lista de palabras y recomienda dejar que la palabra te elija a ti y no al revés 🙂 Según la autora, la palabra en la que necesitas enfocarte te llamará la atención de una manera muy poderosa, más allá de toda lógica.

A mí me ocurrió exactamente así.

La palabra que me eligió a mí fue EXPANSIÓN.

Quiero que 2014 sea para mí un año expansivo, a todo nivel. No sólo en mi emprendimiento, también a nivel personal y familiar. Quiero hacer nuevas cosas, quiero salir de mi zona de confort, quiero crecer.

Quiero sorprenderme a mí misma llegando más allá de donde nunca pensé que llegaría.

Sí, ya te dije que tenía grandes planes para 2014 😉

Antes de compartir contigo el ejercicio para que tú también puedas hacerlo, quiero hablarte de mi experiencia un año después.

2015

Por: ludovickç

2014, mi año más expansivo

Cuando miro atrás, me doy cuenta de que mis acciones fueron sin duda guiadas por el deseo y la necesidad de expandirme a todo nivel, aunque no siempre de manera consciente. De hecho, muchas de las cosas que me han ayudado a crecer este año llegaron a mí un poco por “casualidad”, aunque yo prefiero hablar de sincronicidad 😉

Lo cierto es que, sin duda, al estar alineada con el espíritu expansivo que quería atraer a las diferentes áreas de mi vida, aquello que necesitaba para hacerlo realidad fue apareciendo en mi camino casi por arte de magia, en forma de personas, lecturas, alguna frase escuchada casi sin querer, incluso en forma de obstáculos y dificultades de toda índole que, ahora lo veo, fueron necesarios para obligarme a salir de mi zona de confort y demostrarme a mí misma de lo que era capaz.

Sí, incluso situaciones personales que hace meses parecían un callejón sin salida, hoy me doy cuenta de que en realidad fueron una bendición, porque me obligaron a expandirme más allá de lo que pensaba que eran mis límites.

Hablando en concreto, por ejemplo: 2014 ha sido el año más expansivo para mi emprendimiento desde que comencé. Este año tomé la decisión, no sin miedo, de cambiar de nicho, y el resultado es que ahora puedo ayudar mucho más a mis clientes y, en consecuencia, mis ingresos se han triplicado en muy poco tiempo.

También a nivel personal ha sido un año expansivo. Estoy dedicando menos horas a trabajar y más tiempo a mi familia y a mis pasiones, como la lectura, por ejemplo. Mi vida se ha expandido en todo sentido. ¡Y lo que queda! 🙂

Ah, sí: ¿te gustaría saber qué palabra he elegido para definir mi 2015?

Libertad.

Pero eso da para otro post 😉

Ahora te toca a ti

He traducido la lista de palabras del artículo original. Te recomiendo que la leas con tranquilidad, sin aferrarte a ninguna idea preconcebida, y permitas que la palabra adecuada para ti te “atrape”.

Si lo prefieres, puedes descargar de regalo un cuadernillo de trabajo imprimible con la lista de palabras y algunas sugerencias para sacarle el máximo partido a este ejercicio.

Sólo comparte este post y tendrás acceso instantáneo 🙂

Si prefieres hacer directamente el ejercicio, aquí tienes la lista de palabras:

  • Compasión
  • Disfrute
  • Generosidad
  • Sin esfuerzo
  • Riqueza
  • Gratitud
  • Abundancia
  • Creatividad
  • Voluntad
  • Cambio
  • Crecimiento
  • Libertad
  • Maestría
  • Amabilidad
  • Salud
  • Presencia
  • Aceptación
  • Valor
  • Confianza
  • Autoestima
  • Acción
  • Perdón
  • Perdonar
  • Soltar
  • Confiar
  • Saber
  • Paciencia
  • Amistad
  • Diversión
  • Gracia
  • Risa
  • Amor
  • Expansión
  • Exploración
  • Aventura
  • Apertura
  • Disciplina
  • Asombro
  • Darse cuenta
  • Riesgo
  • Gentileza
  • Elección
  • Espíritu
  • Oración
  • Poder
  • Permitir
  • Destreza
  • Atención
  • Belleza
  • Alegría
  • Enfoque
  • Ritual
  • Sanar
  • Orden
  • Claridad
  • Pionero
  • Paz
  • Pereza
  • No
  • Deliberadamente
  • Compromiso
  • Saborear
  • Integridad
  • Escucha

 

¿Qué palabra has elegido para definir tu 2015? ¿Nos cuentas? Me encantaría que dejaras tu comentario 🙂 

Muchas gracias y te deseo todo lo mejor en este nuevo año!

Deja tu comentario