Por qué necesitas desconectar si quieres crecer (en tu negocio y en la vida), y 5 tips para lograrlo

Desconecta

 

Desconecta

Este fin de semana dejé a los niños con su papá y me fui a casa de mis padres porque necesitaba ese tiempo para mí. Necesitaba estar en silencio, pensar, no hacer nada. Fue una gran decisión 🙂

Parece mentira cómo nos cuesta tomarnos ese espacio, sobre todo quienes somos madres. Siempre hay algo más importante, más apremiante, más urgente. Y el tiempo pasa, y terminamos olvidándonos, y lo que ocurre es que nos desgastamos.

El desgaste va a pareciendo poco a poco. Los primeros síntomas suelen pasar desapercibidos si no estamos entrenados 😉 Ese cansancio, ese desgano, esa falta de entusiasmo que atribuimos a, bueno, al cansancio, pero que tiene una raíz más profunda.

El problema es que si no lo identificamos a tiempo, el desgaste se va haciendo cada vez más grande y llega un momento en el que simplemente no tenemos ya espacio para nuevas ideas. Sentimos que avanzamos en círculos, que topamos siempre con la misma piedra, y no vemos la salida.

No la vemos porque para eso tienes que tener la mente despejada, y el desgaste no te deja tener la mente despejada.

Por eso es fundamental parar cada poco tiempo y desconectar del todo.

Para quienes trabajamos online y llevamos la oficina en el teléfono (ejem), es mucho más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo es vital que le demos la importancia que tiene a esos periodos de desconexión. Porque eso es lo que nos va a permitir tener suficiente espacio mental para que fluyan ideas frescas, para encontrar nuevas soluciones, para inspirarnos.

Muchas veces tenemos las respuestas, pero no sabemos que las tenemos. No lo sabemos porque no nos detenemos a escucharlas. Porque para escucharlas necesitas silencio. Necesitas apagar el ruido alrededor… y pocas cosas hacen tanto ruido como las redes sociales (por más útiles que sean para nuestros negocios), las listas interminables de cosas por hacer, las demandas de las personas que nos rodean… y nuestra propia cháchara mental 🙂

Si te sientes bloqueado ahora mismo, puede que lo que necesites sea desconectar durante un breve periodo y no hacer nada relacionado con tu trabajo. Y sé que esto no es fácil. Cuando no estamos consiguiendo los resultados que esperamos, lo más común es que nos pongamos a trabajar más y más duro, que dediquemos más tiempo y más esfuerzo…

Pero esa no es la salida.

Aunque parezca irónico, detente. Deja lo que estás haciendo. Para durante un par de horas o un par de días. No los dediques a pensar en el trabajo. En lugar de eso dedícate a ti, a cuidarte, a hacer cosas que te gusten, si es posible a solas. Así estarás más atento a las ideas e insight que puedan surgir.

Este fin de semana me tomé ese tiempo para mí porque todo mi cuerpo me pedía un poco de silencio. Y me sentí renovada, despejada, fresca. Además apunté un montón de nuevas ideas que quiero desarrollar, entre ellas la tabla de contenidos íntegra de un libro que hace tiempo me ronda por la cabeza y que no había sido capaz de concretar hasta ahora (demasiado ruido).

Por suerte me he entrenado en escuchar y tomarme en serio cuando surge la necesidad de desconectar y para que tú también te lo tomes en serio, quiero compartir contigo estos 5 tips que te ayudarán a hacerlo posible:

  1. Programa en tu calendario periodos frecuentes de desconexión (al menos dos horas cada semana), no negociablesEs decir, trata estos periodos como lo haces cuando tienes sesiones con clientes. Pase lo que pase, y a menos que sean cosas de fuerza mayor, tu cita contigo mismo es impostergable.
  2. Planifica con antelación lo que vas a hacer en ese tiempo y tenlo todo preparado con tiempo. Así evitarás imprevistos de último minuto.
  3. Habla con tu familia acerca de la importancia de esos periodos para ti. Anima a tu pareja a que haga lo mismo.
  4. Las actividades físicas y repetitivas como por ejemplo el trabajo manual son maravillosas para desconectar y despejar la mente.
  5. Desconecta internet de tu teléfono durante esos momentos, o al menos desactiva las notificaciones. De lo contrario te distraerán y no conseguirás despejarte.

Y ahora te animo a que programes en tu calendario un tiempo para ti esta semana. Y no olvides dejar tu comentario contándonos qué vas a hacer durante ese tiempo 🙂

Deja tu comentario