¿La tecnología no es lo tuyo?

¿La tecnología no es lo tuyo?

¿La tecnología no es lo tuyo?

Quieres tener libertad de horarios y trabajar desde donde te apetezca. Sabes que tienes un mensaje valioso y quieres que llegue a más personas, sin que eso implique trabajar más horas. Y quieres además generar más ingresos. Por eso has decidido que quieres trabajar online. Pero no tienes idea de cómo se manejan las herramientas tecnológicas, ni siquiera tienes claro qué herramientas necesitas para hacerlo realidad.

La falta de conocimientos sobre tecnología es un bloqueo común entre agentes de transformación que se plantean el salto a internet. También es la razón de muchos retrasos y quebraderos de cabeza. Si bien es cierto que podemos delegar, y es muy recomendable hacerlo si tenemos esa posibilidad, también es verdad que hay herramientas que tendremos que gestionar nosotros mismos, por más ayuda que vayamos a tener a la larga. Conviene conocer al menos la funcionalidades básicas si queremos avanzar rápidamente en nuestro negocio.

En el mundo online existen infinidad de herramientas para ayudarte a automatizar procesos y a tener una presencia sólida en internet, pero no todas ellas son esenciales para empezar. En realidad, sólo necesitas dos herramientas para lanzarte. Por orden de importancia, estas herramientas son:

  • Un software (comúnmente conocido como autorespondedor) que te permita recolectar emails de personas interesadas en tus servicios y enviarles mensajes periódicos (boletines o newsletters)
  • Un blog/web.

Te sorprenderá ver que el autorespondedor está en primer lugar, antes que la web. Pero la verdad es que, si tienes que elegir sólo una de estas herramientas, lo más acertado es empezar por el autorespondedor. De hecho, el principal objetivo de tu web no debe ser otro que el captar suscriptores, que no es otra cosa que recolectar los emails de tus visitantes, para que posteriormente puedas ponerte en contacto con ellos y crear así una relación de confianza con esas personas (ingrediente fundamental para que se conviertan en tus clientes).

De nada te sirve crear un blog si no vas a tener un boletín, porque la mayoría de las personas que lleguen a él seguramente no volverán a menos que te mantengas en contacto con ellas, por más interesadas que estén y aunque tu contenido sea realmente excelente. Piensa que son muchas las distracciones a las que nos enfrentamos en la red, y aquello que no registramos en algún lugar se pierde.

Por otra parte, esas personas que llegan a tu blog por primera vez apenas te están conociendo, y nadie invierte en quien no conoce. Necesitamos estar expuestos a un mensaje publicitario al menos 7 veces antes de tomar acción. Por eso un boletín es tan importante. Porque te permite llegar a los buzones de esas personas, te permite mostrarte, conectar con ellas, despertar su interés y luego su confianza, y entonces, sólo entonces, considerarán convertirse en tus clientes.

¿Pero cómo se hace?

No es tan complicado como puede parecer. En primer lugar tienes que abrirte una cuenta en el servicio que elijas (los más conocidos son Mailchimp y Aweber), configurar tu primera lista, y crear un formulario de suscripción. Una vez que lo hayas creado, la herramienta te dará un código que deberás pegar en tu página web, si la tienes, o si no te dará un enlace con el formulario. No es necesario saber de códigos ni nada de eso. Estas herramientas son bastante intuitivas y te van guiando a través del proceso.

En cuanto a tu web o blog, lo más recomendable es que uses WordPress. Pero no la herramienta gratis que encontrarás en www.wordpress.com. Un blog gratuito no es una buena idea, porque es poco profesional y no te va a ayudar a nivel de imagen. Además, en cuanto a funcionalidades, tiene bastantes restricciones.

Es mejor que registres un nombre de dominio (por ejemplo, tublog.com) y contrates un servicio de hospedaje. Una vez que lo tengas, puedes instalar WordPress en tu dominio, pero la versión autohospedada, que es distinta de la que encuentras en wordpress.com. La diferencia es que en wordpress.com no estás registrando un dominio a tu nombre, por lo que tu blog no te pertenece del todo. Esto significa que si cambian las políticas de wordpress.com tu blog se puede ver afectado.

De la otra forma, tu blog estaría alojado en tu servidor, así te conviertes en dueño y señor de tu sitio y puedes decidir hacer tu web tal y como la deseas.

¿Suena un poco a chino?

De entrada puede parecer complicado, pero te aseguro que no lo es. Estas cosas se aprenden haciendo.

Pensando en eso he diseñado mi nuevo programa ¡Despega Ya!. Se trata de un programa grupal de 3 meses en el que trabajaremos los 3 primeros pasos para llevar tu consulta de coaching o asesoría a la red. Aprenderás paso a paso a crear tu página web con WordPress, desde cero, así como a crear tu lista de suscriptores usando Aweber o Mailchimp, dos de las más potentes herramientas del mercado.

¡Despega Ya! es mucho más que un curso de WordPress y autorespondedores. Aquí tienes toda la información.

Comenzamos el 7 de julio y las plazas son muy limitadas. Si te gusta la idea, entra aquí ahora y solicita una sesión de descubrimiento gratuita para darte todos los detalles. Juntos veremos si este es el paso adecuado para ti en estos momentos.

Te espero 🙂

Deja tu comentario