Mi experiencia hablando en TEDxCibeles

El otro día tuve la oportunidad de asistir a TEDxCibeles como espectadora. Lo gracioso es que unos días antes pensaba que me gustaría participar en TEDx como ponente, y de pronto mi prima me comenta que conoce a los organizadores y que tenía una invitación doble. Esas “coincidencias” me ocurren a menudo 😉

El caso es que estando allá con ella, nos dicen que habrá una sesión de micrófono abierto en la que quienes lo desearan tenían dos minutos para exponer una idea. Y por supuesto, yo no me lo pensé:

 

¿Tuve miedo? Sí, claro. Pero hay oportunidades que no se pueden dejar escapar, sobre todo porque ya hacía unos días había dicho que quería estar sobre el escenario en TEDx! Y eso fue exactamente lo que conseguí 🙂

Hace unos días hice este Facebook Live en el que conté mi experiencia. Te animo a que lo veas:

El miedo a ser principiantes

Muchas veces dejamos de hacer las cosas por primera vez porque no queremos ser principiantes. No queremos que los demás sepan que somos principiantes o que no tenemos experiencia. El problema es que no podemos saltarnos peldaños. Empezamos en el peldaño 1, luego subimos al 2, y así sucesivamente.

Para pasar al siguiente peldaño necesitas tomar acción. No pasas al siguiente peldaño por estudiar. No pasas por aprender cosas nuevas. Pasas haciendo.

¿Por qué te cuento esto? Porque hace un tiempo jamás hubiese subido al escenario y jamás lo hubiese compartido, por miedo a admitir que era mi primera vez.

He hablado en público muchas otras veces, pero nunca en TEDx.

Y antes pensaba que admitir que era mi primera vez me restaba confianza. Que para poder ayudar a los demás tenía que tener todas las respuestas. ¡Y no es cierto!

El otro día recibí un email de una clienta querida que ha publicado su primer libro. La invitaron a una entrevista y antes de entrar se sentía nerviosa y a punto de abandonar. Para hacer tiempo entró a Facebook y se encontró con mi vídeo hablando en TEDxCibeles, y eso la animó a hacer la entrevista sintiéndose confiada y segura.

Estas cosas para mí valen oro puro y me indican que estoy en el camino correcto. Me indican que esto es lo que tengo que hacer. Si yo no me subo a ese escenario, si no comparto el vídeo, mi clienta no hubiese tenido esa inspiración.

Por eso, no tengas miedo a ser principiante. Porque incluso en el peldaño 1 puedes ayudar a otras personas, puedes hacer un cambio en el mundo. Atrévete a dar el paso y a hacer lo que tengas que hacer.

Deja tu comentario