Cómo atraer clientes dispuestos a darte su dinero

Cómo atraer clientes dispuestos a darte su dinero

cómo atraer clientes dispuestos a darte su dineroEn mi reciente taller online “Cómo vender sin sentir que estás vendiendo”, una de las participantes comentó que la mayoría de las personas que entraban en contacto con su marca buscaban información gratis y no estaban dispuestas a invertir en lo que ella ofrecía.

A mí me ocurría lo mismo, así que entiendo lo frustrante que puede llegar a ser. La buena noticia es que eso tiene fácil solución.

Sabemos que es importante compartir contenido gratis para posicionarte, darte a conocer y atraer al público que te interesa, y siempre habrá un porcentaje de personas que se suscriban a tu lista o asistan a tus eventos gratuitos sin la menor intención de invertir en ellos mismos a través de ti.  Y eso está bien, no pasa nada. Pero sí que puedes aumentar el número de seguidores dispuestos a invertir dinero en ellos mismos, y hacer que el proceso de venta sea fluido, cómodo y fácil.

¿Cómo?

Es muy sencillo:

Conviértete en tu cliente ideal

¿Cómo vas a pedirles a tus clientes que hagan algo que tú no haces?

No es coherente.

Invierte en tu formación, invierte en programas de coaching o en talleres de crecimiento personal. Si no quieres atraer personas que buscan sólo lo gratis, no seas la persona que va buscando sólo lo gratis. Porque no invertir te empequeñece, te mantiene en tu zona de confort y no te permite crecer. Y tú no quieres eso para tu público. De manera que, para poder ayudarlos, empieza por ayudarte tú.

Parece algo muy sencillo, pero es muy poderoso.

Cómo vender tus servicios tip 1

Verás, yo también iba por la vida buscando información gratis. No fue hasta que decidí tomarme en serio e invertir en mí misma que comenzaron a llegar los clientes sin que tuviera que hacer mucho esfuerzo. Porque además me sentía coherente conmigo misma pidiéndoles dinero por mis servicios, puesto que yo también estaba invirtiendo en mí misma a través de mentores y coaches.

Transfórmate en tu cliente ideal. 

¿Qué otros atributos quieres que tenga tu cliente? Foméntalos en ti.

Por ejemplo, yo quiero que mis clientes se comprometan a fondo con el trabajo que realizamos, por eso yo me comprometo a fondo con ellos. Cuando invierto en formación me aseguro de terminar lo que empiezo, de participar en las discusiones, de hacer preguntas, de aprovechar los recursos al máximo, porque eso es lo que quiero para mis clientes también. Soy generosa con los testimonios que doy, incluso los ofrezco antes de que me los pidan. Si tengo que cancelar alguna sesión lo hago con la suficiente antelación. En pocas palabras: hago lo que me gustaría que hicieran mis clientes.

Y, tengo que decirlo, mis clientes son personas maravillosas. Todos y cada uno de ellos 🙂

Deja tu comentario