6 razones por las que necesitas un blog

Por qué necesitas un blog

Por qué necesitas un blogSi te dedicas a transformar vidas y quieres que tu mensaje llegue a un público más amplio, necesitas un blog.

¿Por qué?

Pues por varias razones:

  1. Un blog te permite darte a conocer. Esto es obvio. Pero no se trata sólo de demostrar que eres un experto en tu área y de que tienes muchos conocimientos. Se trata además de mostrarte en aquello que escribes. Tu manera de construir las frases, de dirigirte a tu público, de expresar tu punto de vista es parte de quien eres. Las palabras que usas, las anécdotas personales que compartes, todo ello forma parte de tu imagen, te diferencia de los demás y te permite conectar con tu audiencia de una manera muy cercana y poderosa. Esto es fundamental para un agente de transformación.
  2. Un blog te otorga visibilidad. Al publicar contenido con cierta frecuencia y compartirlo en las redes sociales estás potenciando tu presencia online y aumentando tu alcance. La gente te ve, te tiene presente y te recuerda. Y si tus publicaciones son excelentes (y deben serlo), estarán sedientos de más.
  3. Un blog atrae clientes. Las personas que conecten con tu manera de presentar tus ideas no dudarán en contratarte cuando necesiten tus servicios.
  4. Un blog atrae tráfico a tu sitio web. Las páginas estáticas no están tan bien posicionadas como aquellas que se actualizan de manera periódica. A Google le encantan los blogs 😉
  5. Un blog es un canal de comunicación con tus clientes potenciales. Te permite saber qué necesita tu público para que puedas ofrecérselo. La manera en la que los lectores interactúan con tu contenido (en forma de comentarios, número de veces que se comparte en las redes sociales, etc.) te da información muy valiosa acerca de qué es lo que busca tu audiencia, cuáles son los problemas que tú puedes ayudar a resolver.
  6. Un blog es sencillo de mantener, y, si decides gestionarlo tú mismo y lo haces bien, no debería tomarte demasiado tiempo a la semana. Aunque es verdad que el blogging, como casi todo, tiene su lado oscuro: si te descuidas y pierdes el foco, puede convertirse en un vampiro de tiempo. Sobre ello hablaré en mi próximo post 😉

Si te he convencido y decides abrir un blog pero no sabes por dónde empezar, solicita hoy mismo una sesión de descubrimiento gratuita conmigo. Estaré encantada de orientarte 🙂

Deja tu comentario