5 claves para despegar ¡ya! con tu negocio online

5 claves para despegar ya con tu negocio online -Vivian Watson

5 claves para despegar ya con tu negocio online -Vivian Watson

Si llevas un tiempo pensando en la idea de ofrecer tus servicios online y aún no has dado el paso; o si ya has dado algunos pasos hacia tu negocio online pero no tienes una idea clara de a dónde te diriges o cómo alcanzar los objetivos que deseas, este post está pensado para ti 🙂

Hace años, cuando empecé a dar mis primeros pasos hacia lo que hoy es mi negocio online, yo tampoco sabía muy bien lo que estaba haciendo. Era una ávida consumidora de contenido gratis sobre marketing en internet, blogs, redes sociales, SEO y todo esos temas. Tenía en mi cabeza un montón de información, a menudo contradictoria: por allí leía a un gurú decir por ejemplo que había que publicar posts a diario, mientras otro decía que no, que era mejor publicar con menos frecuencia pero con mejor calidad… Total: que yo tenía una verdadera patata en la cabeza. Aún no tenía la suficiente experiencia como para formar mi propio criterio, y tanta información me paralizaba.

A lo mejor a ti te ha pasado algo parecido. “Uy, tengo que crear un blog y escribir posts que sean así y así; no, mejor vídeos, todo el mundo dice que los vídeos son lo más, pero entonces tengo que comprarme una cámara decente, o no, mejor no, mejor contratar a un profesional que me los haga, pero entonces tengo que esperar a tener dinero, ¿y los suscriptores? ¿y los webinars? ¿y los productos digitales? ¿¿¿Por dónde empiezo???

Si te suena ese monólogo, estás en el lugar correcto 🙂 Voy a compartir contigo 5 claves para recuperar la claridad mental que te permitirá despegar ya sin agobios. ¿Vamos allá?

Clave 1: Establece objetivos claros

Sin un objetivo claro, es imposible dar con la dirección adecuada. El éxito no llega por azar. Siempre es producto de una mínima planificación, acompaña de ACCIÓN. Pero ¿cómo saber qué pasos dar si no sabes hacia dónde te diriges?

Pero, no nos sirve cualquier objetivo. Si eres coach, conoces lo que son los objetivos SMARTER. Y si no, te lo cuento brevemente. Para que un objetivo sea válido, debe seguir estos criterios:

  • Específico: “Quiero tener más tiempo” es demasiado ambiguo. En lugar de eso podrías decir “Quiero disponer de 2 horas a la semana para realizar estas y estas actividades”.
  • Medible: ¿Cómo vas a saber que lo has conseguido? Es importante que puedas medirlo.
  • Acordado: Esto es obvio. Son tus objetivos, y no los de otra persona. Tú los decides.
  • Realista: Si nunca has corrido la maratón, no estás acostumbrado a correr, y quieres conseguir el primer lugar en la maratón de la semana que viene, es obvio que no es una expectativa muy realista. Necesitas entrenamiento. Pero a lo mejor de aquí a una semana sí puedes programarte para correr media hora al día.
  • Tiempo: Debes establecer una fecha en la que habrás alcanzado tus objetivos, y una fecha para empezar a trabajar en ellos
  • Ético: Considera todas las implicaciones de lograr tu objetivo. ¿A quién afecta? ¿De qué manera?
  • Registrado: Una vez que lo tengas, ponlo en papel. Escribir tus objetivos es fundamental para poder alcanzarlos.

Clave 2: Créelo posible y tómate en serio

Mi experiencia con mis clientes me ha demostado que uno de los mayores obstáculos a los que nos enfrentamos a la hora de emprender no es la falta de conocimientos o de recursos, sino el hecho de que, en el fondo, no nos lo creemos.

Pero, para hacernos creer que sí nos lo creemos y que estamos haciendo algo para conseguirlo, nos ponemos a buscar información que no necesitamos, a probar herramientas que no nos van a ayudar, a comprar libros que no vamos a leer o a aprender técnicas que no vamos a usar porque en el fondo no nos creemos que podamos realmente conseguirlo. Entonces nos engañamos, haciéndonos creer que estamos avanzando cuando en realidad sólo estamos dando vueltas en círculo, sin llegar a ninguna parte.

Mi consejo es: tómate en serio. Te lo debes. Si fracasas (y el fracaso no existe), al menos habrás aprendido algo. No hagas las cosas “para ver si funcionan”. Hazlas para que funcionen. Suena parecido, pero el matiz es importante, pues la actitud es completamente distinta en ambos casos, y sólo una de ellas es la actitud ganadora.

Clave 3: Invierte en ti

Cuando te tomas en serio, inviertes en ti: en tu formación, en herramientas que te pueden ayudar, en la ayuda de mentores.

Si me sigues desde hace un tiempo, seguramente me habrás oído decir que mi negocio no despegó hasta que no busqué la ayuda de personas que habían transitado antes el mismo camino. A mí no se me ocurre, ni siquiera con la experiencia que tengo ahora, intentar avanzar sin la guía de alguien más experimentado. Porque a veces es difícil ver las cosas claras desde dentro. Necesitamos que alguien experimentado vea lo que hacemos desde fuera y que desde esa perspectiva nos guíe. Y esto sigue siendo así por más experiencia que tengas, y con mucha más razón cuando estás empezando.

Lo mejor que puedes hacer es invertir en ti desde el inicio. No esperes a generar ingresos antes de hacer esa inversión. Sin la ayuda adecuada, esa espera puede ser larga.

Clave 4: Céntrate en tus prioridades

Es muy importante que aprendas a distinguir lo esencial de lo accesorio. Sobre todo en el mundo 2.0, en el que todo el mundo intenta venderte lo que hace como “esencial”. No creas todo lo que digan 🙂

Sí es verdad que hay herramientas, estrategias y acciones que pueden ayudarte a avanzar y mucho, pero estas no son las mismas para todo el mundo. Sólo porque a alguien le hayan funcionado muy bien no significa que vayan a servirte a ti. Por eso es fundamental que desde el primer momento tengas muy claras cuáles son las tareas y las acciones prioritarias, es decir, cuáles son aquellas que más van a acercarte a tus metas, para que puedas centrarte en ellas y no perder tiempo con cosas accesorias (que pueden ser interesantes pero no vitales para conseguir lo que quieres).

Y aquí, la ayuda de un mentor puede ahorrarte años de trabajo, cuando aún no tienes el suficiente criterio para distinguir lo esencial de lo accesorio.

Clave 5: Establece un plan de acción

Sabes lo que quieres, tienes un objetivo, conoces tus prioridades, te estás tomando en serio y has invertido en ti. ¡Genial! Ahora es importante elaborar un plan paso a paso para alcanzar esos objetivos.

Una forma muy útil de hacerlo es pensar de adelante hacia atrás. Imagina que ya has conseguido tu meta. ¿Qué pasos has tenido que seguir para conseguirla? ¿Cuál fue el paso inmediatamente anterior a la consecución de tu meta? ¿Y el anterior a ese? Anota todos los pasos, desde el último hasta el primero. Divide cada paso en pequeñas tareas y calendarízalas. Y empieza con la primera. Ya te has puesto en marcha 🙂

Te invito a dejar tu comentario en este post contándome qué te ha parecido, y a compartirlo si te ha parecido útil. ¡Gracias! 🙂

 

 

Deja tu comentario